“Gracias por tanto, perdón por tan poco” Carta del chavo de Catela para su papá

Querido viejo,  te escribo esta carta en el taller de derechos.

Quiero decirte unas palabras que nunca te de dije porque me daba vergüenza, vos me diste consejos y yo nunca los acepté. Vos viviste por lo que estoy pasando y yo nunca te hice caso. Por eso te pido perdón.

Estoy muy arrepentido por lo que hice,  de no poder estar con mi familia, por estar ausente. Vos siempre me ofreciste trabajar con vos y yo no lo quise aceptar por andar con la junta.

Gracias por todo lo que haces por mí, venir a visitarme, ir al juzgado cuando tengo audiencias, traerme alimentos en las visitas, por los consejos que me das, etc.

Vos me mostraste cual era el camino que tenía que seguir y fui un tonto  no seguirte, vos me dijiste como era todo, cuanta razón tenías!

Ahora estoy acá, encerrado en 4 paredes, hago talleres de carpintería, electricidad, pintura, de convivencia.  Quédate tranquilo que estoy bien, acá me levanto, me baño, me voy a la escuela, a los talleres y después a la recreación.

Estoy aprendiendo a leer y a escribir, fui un boludo en no hacerte caso y en no ir a la escuela.

Te prometo que cuando salga voy a dejar la junta de lado y me voy a quedar con ustedes. Lo que quiero en esta vida es estar con ustedes, ir a la plaza, que comamos algo, estar con mi hijo y mi hermanito, estar con mi mamá.

Voy a seguir los consejos tuyos para poder criar mis hijos,  ahora estando encerrado me doy cuenta de lo tonto que fui y que  vos realmente querés que no le pase a mi hijo lo mismo que me pasó a mi.

Sé que sufris mucho cuando te vas de aca, yo sé que te vas destrozado y con culpa, pero no sientas  eso, la culpa es mía porque vos siempre me diste lo mejor.

Te voy a hacer caso, voy ir trabajar con vos al depósito.  Todas las noches me duermo pensando en vos, cuando comíamos platos de comida juntos con mis hermanitos, con mi mamá que me crió, y ahora no puedo estar con ustedes.

Todos los días me acuerdo de nuestras tardes en Punta Lara, mis cumpleaños, al desfile de caballo, las fiestas comiendo cordero!

Te extraño mucho!

El chavo D. de Catela.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: