Nelson, el ángel de una Rosa (por Leandrín de la Cañada)

Hola a todos les quiero contar la historia de mi gran amigo Nelson. A él lo conocí cuando tenía siete años. Era un hermano y amigo al mismo tiempo. Yo lo conocí cuando andabamos en bici con los pibes del barrio. Eremos una re plaga jaja

Llegaba el finde y nos ibamos a la peluquería. Despúes pasabamos al quioskero y lo re volviamos loco, le pedíamos cosas que no tenía, le pediamos que nos fie, se re enojaba hasta que nos echaba y nos ibamos a quisko de enfrente y despues volviamos y lo vacilabamos en la cara jaja eramos re guachines, pero cómo nos divertía eso!!!!

Los sabados comprábamos unos escabios y nos ibamos a la casa de él, a escuchar un par de temas y fumar algo. Su mamá Rosa me decía: “Yo sé que me los vas a cuidar”. Rosa sabia que yo era medio mala junta y Nelson era re tranquilo. Le preocupaba que esté conmigo, pero no por mí, sino porque hacíamos boludeces como fumar marihuana o cosas por el estilo. Pobre rosa como la haciamos enojar!

Nelson era re buen chico. Yo con el tiempo empecé a hacer mis cagadas, pero Nelson estaba ubicado. Quería que me aleje de lo que hacía. Si hasta le sacaba plata a su mamá y me la daba a mí con tal que no me vaya a robar. Hasta le plata que era para el recreo me daba. Cuando el percibía que ibamos a hacer “las nuestras”, él se alertaba y me decía: “eh loco ya se van a robar??? Esperá, no me djen tirado, no se vaya ahi vengo”…. Al rato volvía con un par de billetes en la mano y nos los ofrecía para que no hagamos nada. Eso era Nelson, un loco que entendía como eran las cosas, pero sobre todo un muy buen chico.

Nosotros hacíamos que nos quedabamos con él para no hacerlo sentir mal, pero a la tarde, cuando el se volvía a su casa hacíamos la nuestra. Es la verdad, no les voy a mentir.

Pasó el tiempo y yo por las malas juntas terminé privado de mi libertad. Me dí cuenta que perdí a mucha gente que solía llamar “amigos”. El único que me hablaba era él, precisamente, quien no estaba “bardeando”.

Hace unos días me llamó mi hermano al instituto: “Negro te tengo que decír algo”

-Que pasó? respondí. Sorprendido

-Mataron a Nelsiton!!!

Me quede helado

-Cómo qué le paso???Me estas jodiendo?

-Lo mató un familiar de la novia. En una discución

Me largué a llorar. Entré al pobellón y los pibes me consolaron. El peor día de mi vida.

Que loco no? Yo hacía las cosas mal y aca estoy, cumpliendo la mía, pero con una posibilidad y futuro por delante y él sin nada..

Sólo me quedan palabras para su mamá, Rosita, a quien no pude despedir ni abrazar. Ella es como mi mamá, tengo miles de recuerdos con ella. Me acuerdo cuando me obligaba a comer en la casa jaja

Rosa usted siempre fue una buena madre y siempre lo será.

Ahora un ángel se fue al cielo, pero cuando salga le prometo que vamos a tomar unos mates y a recordar con mucho cariño a Nelsiton, ese ser hermoso que nunca olvidaremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: