La vida de lauty: siempre empujando para adelante…

Le venimos a contar una historia que se trata de muchos pibes que estan privados de su libertad como nosotros, esperamos que les guste y que todo se puede.

Le vamos a contar un poco de nosotros. Bueno mi vida comenzó así, rebuscándomela para conseguir unos pesos. AL lado de mi caso habia un deposito que es de mi familia. Alli me juntaba con mis primos a juntar botellas. Agarraba un bolson y arrancaba a caminar. Juntaba botellas de plastico y de vidrio. Me recorria todo el barrio, las calles, las quintas, hasta me metenia debajo de las zanjas. Y bueno, con todo lo que juntabamos, lo vendía en el deposito. Era muy poco, pero como que para lo que queria me alcanzaba.

A todo esto iba a la escuela, me acuerdo que una mañana con mis primos buscando botellas de vidrio y todo lo que sea para vender en el deposito, nos acordamos que era el cumpleaños de mi abuela. Juntabamos de todo y nos fuimos al deposito de un tal Nestor. Vendimos todo lo que juntamos y nos fuimos con $530 pesos . Y justo cuando saliamos nos cruzamos con un puestito de ropa. Era nuestra oporuniad.

Le comentamos a la vendedora que era el cumpleaños de mi abuela. Le preguntamos que nos recomendaba par regalarle a la nona y nos mostró una remera manga larga y un pullover. Le dijimos con los primos que nos queríamos llevar las dos cosas , pero el problema era que salían $700 y no nos alcanzaba para llevarnos todo. Pero la señora nos vio todo sucios y llenos de grasas y nos dijo: “denme lo que tengan y yo se los doy”.

Le dimos lo que teniamos, la pusimos en una bolsa de regalo y nos fuimos re contentos con mis primos. Llegamos a la casa de la abuela y ella estaba en la galería. Nos acercamos le dijimos “feliz cumple” y le regalamos la ropa. No era mucho pero se puso a llorar y me dio un re abrazo. Y eso para mi vale una banda.

Y asi de apoco fui conociendo la calle. A los meses empecé a fumar faso, empecé a ir a jodas, tomar pastillas y asi seguia mi vida pero no con la misma rutina. Cuando los pibes se i bana robar , yo me subia al bondi porque yo queria tener mis cosas: mis zapatillas y comprar animales que me gustaban. Asi fui robando, negociando , haciendo muchos revoleos. Conseguia mis cosas y me fue gustando lo que iba haciendo. Me compre un par de caballos para andar. Me daba cuenta que hacia las cosas mal pero lo seguia haciendo, robaba , peleaba…pero me fui dando cuenta que mi vieja sufria mucho por mis comportamientos.

Le vivia pidiendo perdon, le decia que no iba a hacer mas esas cosas pero le mentia para que se quede tranquila.

Y así, a los 16, me encontré por primera vez con las rejas. Salí a los pocos meses, pero no cambié nada, estaba peor y seguí haciendo lo mismo.

Ahora me encuentro otra vez privado de mi libertad, lejos de mi familia, perdiendo mi juventud, pero aprendí una cosa: lo importante no es vivir juntos, sino estar unidos.

Fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: